ANTAD prevé crecimiento de 10% durante Buen Fin

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEvernoteFlipboardGoogle BookmarksBox.netEmailPrint¡Haz conversación!

 

México: ANTAD prevé crecimiento de 10% durante Buen Fin

Los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) se muestran más positivos que los analistas con respecto al pronóstico para el Buen Fin 2017; su presidente, Vicente Yáñez, dijo a El Economista que su proyección en ventas para esta séptima edición es de 10 por ciento.

“En esta séptima edición somos más optimistas que los analistas, esperamos 10%, y también que esto ayude a las familias que fueron afectadas por los sismos, para que puedan reponer sobre todo los bienes duraderos a buen precio y con condiciones de crédito”, expresó en entrevista.

Analistas consultados por El Economista habían dado un máximo para el alza en las ventas de  7%, quedando por debajo de la expectativa de la Secretaría de Economía (10.4%) y con lo cual se llegaría a los 100,000 millones de pesos.

Yáñez acotó que hasta los resultados finales se sabrá el desempeño por parte de las tiendas de autoservicio y departamentales; sin embargo, el consumo durante Buen Fin se encuentra concentrado en la tendencia en electrónica y ropa y calzado.

Pronunció que también se espera una importante participación del comercio electrónico.

E-COMMERCE COMPITE POR TIEMPO DE ENTREGA

El e-commerce en su consolidación durante el Buen Fin, presenta una intensa competencia en pantallas y electrodomésticos, con una brecha de precios de 9%, estando la decisión en un click, la experiencia de compra es distinta, por ejemplo, la analista de Ve Por Más, Diana Paulina Iñiguez, indicó que mientras Amazon, cuyo servicio prime ofrece entrega en un día, otros competidores prolongan la entrega hasta 15 días.

De acuerdo con un estudio de Kantar TNS, 98% de los consumidores conocen el Buen Fin y 80% va a comprar algo en esta séptima edición; contra 79% que supo que es el Hot Sale y donde 46% realizó una compra en línea.

SE REDUCEN QUEJAS

En el marco del Buen Fin en su séptima edición se han presentado por día alrededor de 85 quejas, con un total de más de 438,498 pesos recuperados para los consumidores, siendo el principal motivo de reclamación la negativa a respetar el precio exhibido y la negativa a hacer válidas las promociones exhibidas, informó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

La instancia detalló que el porcentaje de conciliación favorable para el consumidor es de 80 por ciento.

Para atender a los consumidores, la Profeco instaló 177 módulos a nivel nacional de los cuales 32 se encuentran en aeropuertos y el resto en centros comerciales, plazas, tiendas y corredores comerciales más importantes. De la misma manera se desplegó 316 brigadas itinerantes para atender denuncias, brindar asesorías y realizar conciliaciones inmediatas para los consumidores.

Durante el Buen Fin 2016 se presentaron en la Profeco más de 700 quejas, de las cuales 95% llegó a conciliación.

CRONICA

TIENDAS LLENAS; CAJAS DE COBRO… NO TANTO

Los centros comerciales, corredores del Centro Histórico y tiendas de autoservicio fueron abarrotados desde el viernes por consumidores cautelosos y expectantes. Llegó el Buen Fin 2017 y con él la promesa de verdaderos descuentos. A seis años de su primera edición, siguen prevaleciendo las promociones a meses sin intereses y compras condicionadas, y si bien se encontraron descuentos de hasta 40%, en muchos casos era en productos no tan económicos.

En un recorrido realizado por El Economista la tarde del viernes, se percibió gran tráfico en los centros comerciales, tiendas departamentales y autoservicios. A pesar de esto, algunas cajas lucían vacías. A simple vista, por cada pareja de personas cargaban tres bolsas en promedio, cuyo contenido se vislumbró mayormente en marcas de ropa y calzado.

Como ya una tradición, Walmart y Sam’s Club abrieron sus puertas desde el primer minuto del viernes; a diferencia de años anteriores, cuando la gente entraba apresuradamente en masas a casi arrebatarse los productos, ahora, en la unidad ubicada en Avenida Universidad, el ingreso fue más tranquilo y se observó más mesura en los consumidores, enfocándose más en comparación entre precios y productos.

Consumidores denunciaron en redes sociales falta de organización, por ejemplo, no todas las cajas de cobro estaban operando y ello ocasionó caos al momento del pago. En el transcurso de las primeras horas, hubo tiendas que se quedaron sin tallas de las mercancía que tenían en descuento, como la estadounidense American Eagle Outfitters; otras ya contaban con la experiencia y revisaban existencia de productos en sus almacenes, como las marcas de Grupo Inditex.

Si bien los departamentos de línea blanca y electrónicos concentraban el mayor número de personas, de cada 10 que cotizaban productos, sólo dos compraban.

 

Fuente: vanguardia.com.mx

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *